Header Ads

Reseña El libro de los Baltimore, Joël Dicker

¡Hola! ¿Cómo están?

Yo estoy muy contenta porque les traigo la reseña de un libro que me encantó. Fue el primero que leí en estas vacaciones (y por ahora el único jajaja).




El Libro de los Baltimore
Le Livre des Baltimore
Joël Dicker

Editorial Alfaguara
488 páginas (Edición Kindle)

Drama / Ficción / Contemporáneo 


«Si encontráis este libro, por favor, leedlo. Querría que alguien supiera la historia de los Goldman-de-Baltimore.»
Hasta que tuvo lugar el Drama existían dos ramas de la familia Goldman: los Goldman de Baltimore y los Goldman de Montclair. Los Montclair, de los que forma parte Marcus Goldman, autor de La verdad sobre el caso Harry Quebert, es una familia de clase media que vive en una pequeña casa en el estado de Nueva Jersey. Los Baltimore, prósperos y a los que la suerte siempre ha sonreído, habitan una lujosa mansión en un barrio de la alta sociedad de Baltimore.
Ocho años después del Drama, Marcus Goldman pone el pasado bajo la lupa en busca de la verdad sobre el ocaso de la familia. Entre los recuerdos de su juventud revive la fascinación que sintió desde niño por los Baltimore, que encarnaban la América patricia con sus vacaciones en Miami y en los Hamptons y sus colegios elitistas. Con el paso de los años la brillante pátina de los Baltimore se desvanece al tiempo que el drama se va perfilando. Hasta el día en el que todo cambia para siempre.


El libro de los Baltimore fue elegido como mi siguiente lectura al azar, quería leer algo diferente a lo que suelo leer y había escuchado muy buenos comentarios de este autor. Por eso, lo empecé. Lo gracioso es que esperaba que fuera un thriller o misterio policial, pero esta novela es nada que ver.

La familia de los Goldman se divide en dos: los Goldman de Baltimore y los Goldman de Montclair. Nuestro protagonista y narrador, Marcus, pertenece a estos últimos pero siempre ha envidiado a los Baltimore, que parecen ser una familia perfecta y tener una vida soñada. En el presente, Marcus es un famoso escritor que, a medida que avanza la historia, le va contando a su vecino la historia de los Baltimore y cómo su vida en realidad no era tan perfecta.

La novela está narrada en dos tiempos, por un lado vemos el presente de Marcus, su vida como escritor, su amistad con su vecino, y, por otro lado, vemos toda su infancia y adolescencia, como él fue creciendo y cambiando. Los cambios de tiempo son justos y perfectos para mantener el ritmo, queres seguir leyendo para saber qué pasó antes o qué pasó después. Como consecuencia, el libro se lee rapidísimo. Yo lo empecé en la mañana y hasta la madrugada no pude parar, que fue cuando lo terminé. Hacía mucho tiempo que no leía una novela tan buena que no me deja ni dormir ni ir a comer.  Es intrigante, siempre queda algo para descubrir.

Lo que más me gustó de esta historia sin dudas fueron los personajes. Yo les juro que sentí todo el tiempo que estaba viendo gente real. Son muy completos, complejos y reales. Sus personalidades están llenas de virtudes y defectos, por lo que quedan muy marcados y perfilados. Hacia el final del libro, si no me hubieran dicho quien decía cada cosa yo hubiera sabido quién estaba hablando, porque yo los conocía totalmente como si fuera mi propia familia. Además, la primera mitad del libro el autor la utiliza para pintarnos unos personajes, y en la segunda mitad destruye totalmente estas ideas. Acá nadie es lo que parece, todos tienen sus secretos.

Dentro de la historia están muy bien llevadas muchas situaciones muy serias que suceden, desafortunadamente, día a día. Me encantó que fueran mostradas con normalidad y naturalidad.

Otra cosa que me gustó mucho es cómo el autor fue capaz de hacerme sentir tanto. Sufrí mucho, al principio de la historia y también al final. Nos muestra realidades difíciles pero también en otros momentos yo no podía dejar de sonreír. Hay momentos muy felices, en los que realmente quieres que los personajes existan para poder ser parte de su familia.

Los recuerdos se guardan en la cabeza. Lo demás no son más que trastos.

El estilo de escritura del autor es precioso. Te va adelantando cosas de a poquito para generar mucha intriga y ganas de leer. Encima, aunque haya partes tristes, en momentos yo me reía a carcajadas. Logra hacerte reír con cosas muy simples.

El final me dejó helada. Todo lo que pasó fue inesperado. Yo pensaba que iba a ser algo re típico y NO, me sorprendió realmente. Y también partió mi corazón. Es un poquito triste, pero yo estaba tan en shock que apenas lloré. Es increíble cuando llegas a ese punto en el que todo encaja, está tan bien construida la historia que nada es dejado al azar, todo lo que nos podría haber parecido medio extraño tiene explicación.

Quiero recomendarle El libro de los Baltimore a todo el mundo, no me imagino una sola persona a la que no le podría gustar. Con unos personajes tan reales que te los crees, es una lectura perfecta. Tiene de todo: romance, amistad verdadera, situaciones de familia, infidelidades, violencia de género, bullying, enfermedades, muerte y, sobretodo, mucho drama.


Somos muchos los que buscamos darle algún sentido a la vida, pero la vida solo tiene sentido si somos capaces de cumplir estos tres propósitos: dar amor, recibirlo y saber perdonar.

Y eso es todo por hoy.
¿Has leído este libro? ¿O te gustaría hacerlo?
¡Nos leemos!


4 comentarios:

  1. ¡Hola Jaz!
    No había escuchado hablar de este libro pero se nota mucho que te gustó. Me lo llevo anotado porque tiene muy buena pinta y me encantó la reseña :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Lo he visto por otros blogs y la verdad que tiene buena pinta.
    Espero leerlo pronto.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me alegro de que te haya gustado tantísimo, yo si que lo conocía, pero de verdad que a mi no me llama mucho.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Pues me dejas super contenta con tu reseña. El primero me gustó mucho y lo único que me dejó algo más fría fue el final, pero si dices que este es de infarto... vamos, ya lo único que le falta.

    ¡besos!

    ResponderEliminar